Sobre nosotros

Somos una organización internacional de cooperación al desarrollo presente en el Ecuador desde 1978 y reconocida legalmente como una organización sin fines de lucro desde el 2 de agosto de 1990. La sede principal se encuentra en Berna-Suiza.

Nuestra visión:

"Nos mueve y nos motiva la visión de un mundo justo, pacífico y diverso; Un futuro digno para nuestros hijos y nietos, Un mundo sin hambre, sin pobreza, sin violencia y libre de guerra".

 

Los ejes de trabajo del Programa de SWISSAID Ecuador son:

1. Soberanía alimentaria

Las semillas son la base de la soberanía de los pueblos.  La agricultura agroecológica[1] es una práctica sostenible que permite a los pequeños agricultores alimentarse adecuadamente, cuidar el medio ambiente y generar ingresos suficientes para vivir, a través de mecanismos de comercialización basados en la asociatividad. El reto es impulsar a los pequeños productores para que recuperen y/o revaloricen dichas prácticas y logren aquello. Durante el proceso, las mujeres serán protagonistas en la toma de decisiones relacionadas con la seguridad alimentaria de las familias, a nivel local. 

El acceso a la tierra y el agua son elementos esenciales para el desarrollo. No obstante, SWISSAID Ecuador no apoyará iniciativas relacionados con la tierra, porque no cuenta con los recursos humanos ni financieros; mientras que la gestión de los recursos naturales, la dotación equitativa del agua de riego y/o consumo, y la optimización de la misma será vital en el próximo quinquenio, incorporando a las mujeres en la toma de decisiones a nivel comunitario.

2. Ejercicio de los derechos

La sociedad civil ecuatoriana, constitucionalmente y en la práctica, es un actor importante ante el Estado y el sector privado. Las propuestas de las organizaciones de la sociedad civil, elaboradas participativamente, se consideran durante la elaboración e implementación de reglamentos, normativas, instrumentos e instancias que operativizan las leyes aprobadas, y los procesos de descentralización del Estado hacia los GADs. Las organizaciones de la sociedad civil se activan como veedores sociales en los procesos de desarrollo democráticos y sostenibles; y, crean o fortalecen redes sociales. La cobertura de las acciones planteadas alcanza el nivel local, provincial y nacional. En el nivel local, las mujeres se descubren como sujetos de derechos.

La inequitativa distribución de los ingresos del petróleo y la minería afectan directamente a las poblaciones menos favorecidas; sin embargo, el programa no apoyará acciones de incidencia en las políticas del desarrollo en relación al tema, porque los recursos humanos y financieros son limitados, no existe experiencia en el tema, y las áreas de intervención se encuentran fuera de las áreas de extracción de las materias primas.

3. Igualdad de derechos de hombres y mujeres

Las mujeres y los hombres de las contrapartes son interlocutores directos de Swissaid y protagonistas de su propio desarrollo. Mediante acciones de carácter afirmativo, las mujeres se benefician de las oportunidades de desarrollo y participan en todo el proceso,  con igualdad de derechos y obligaciones respecto a los hombres. Las mujeres tienen acceso equitativo a los recursos y a los beneficios del desarrollo. Las mujeres ejercen el derecho constitucional, que privilegia la participación y toma de decisiones equitativa, en las directivas de las organizaciones contrapartes, la administración pública y la política.  Las mujeres tienen los conocimientos, las habilidades y las destrezas necesarias, así como la  capacidad de propuesta para ejercer sus derechos. Las mujeres y los hombres modifican sus patrones de conducta en beneficio de la equidad entre los géneros.

 

COPISA: Propuesta de Ley de Agrobiodiversidad, Semillas y Fomento Agroecológico: “Es la forma de agricultura basada en una relación armónica y respetuosa entre seres humanos y naturaleza. Integra las dimensiones agroeconómica, ambiental, económica, política, cultural y social; genera y dinamiza permanentemente el diálogo entre las sabidurías ancestrales milenarias y múltiples disciplinas científicas modernas. Se inspira en las funciones y ciclos de la naturaleza para el desarrollo de sistemas de producción, distribución y consumo agrícolas sostenibles y eficientes. Los modelos agroecológicos incluyen aquellos sistemas ancestrales tales como: ajas, chakras, eras, huertas y otras modalidades de fincas y granjas integrales diversificadas”.


Nuestros valores

  • Confiamos en las capacidades de la gente.
  • Desafiamos a que la gente mantenga y  recupere la confianza en sí misma.
  • Intencionamos cambios de actitud, pensamiento y comportamiento a partir de la vivencia familiar y de los grupos.
  • Acompañamos procesos colectivos basados en alianzas.
  • Promovemos que las acciones se desarrollen en ambientes de respeto, equidad y en armonía con el medio ambiente.
  • Apoyamos a que la gente descubra que el desarrollo viene de adentro.